Segmentos buenos y malos. Esa es la vida. Aportes, reportes, de-portes, importes. Luz sobre papel, color al fin y al cabo.

viernes, 15 de diciembre de 2006

Aeropuerto de sueños

Hay un paraje cercano a nuestro corazón, de donde parten y a donde llegan los sueños. No está lejos y seguro que muchos de nosotros lo hemos visto. Es natural, entre comillas. Tal vez no todos hemos tenido la misma percepción, pero para mí fue claro. Apenas lo tuve al frente entendí todo y recordé todas esas historias que desde niño se tejían alrededor.

Se dice que cerca a Cali hay una base de extraterrestres. Se dice que en las montañas aledañas habitan seres de otro u otros planetas, ya hasta se les ha dado nombre, no recuerdo cuál. Se dice que la zona de Pance es su territorio y que cuando empiezas a subir por esas montañas y a acercarte a su base ellos se encargan de que no puedas avanzar. La historia más común dice que si te acercas demasiado, farallones arriba, la maleza y los arbustos se cierran tanto que llegan a hacerte imposible el avance y te regresas. Pero que si sigues adelante empiezas a sentir un miedo profundo, una sensación de inseguridad, de urgencia y peligro tales que entras en pánico y te regresas. Y así se protegen. Dicen que si al final rompes sus barreras y logras llegar a donde no debes entonces no retornarás jamás, y esa es la causa de tanta gente que se ha extraviado allá. Todo eso dicen.

La verdad, yo estuve ahí y los vi. Son magníficos. Cada uno lleva y trae un sueño. Esa es su función. Son como la mariposa de un día y como la efímera, que nacen para procrear y morir al atardecer. Vienen para traer un sueño y parten para llevar otro. Yo los vi en posición de partida, listos, con su sueño a bordo, estáticos porque no quisieron mostrarse. Ellos se hicieron los locos y quisieron confundirse con el entorno, en una actitud francamente infantil porque, además de lo evidente que eran, yo soy un tipo centrado, discreto y serio, que no iría por ahí difundiendo secretos de estado -y esto es sólo un cuento- y en fin... a alguien tenía que contárselo.

En resumidas cuentas para mí sencillamente es un lugar de donde parten y a donde llegan los sueños. Tranquilo y bello. Apacible y lleno de pura energía positiva. Cuando tengas un sueño ve donde ellos. cuando quieras uno, ve donde ellos. A mí me sirvió.


Si querés ver más fotos de esto entra a mi galería de fotos

1 Comentarios:

A la/s 10:40 a. m., Blogger Andrés David dijo...

Y yo que pensaba que la sensación de miedo e inseguridad se debía a la guerrilla.

Las mariposas bambulíticas están un parche. Es bueno acercarse a ellas pero, recuerden, chuzan.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Clásica 88.5

www.clasica885.com

Albeiro Echavarría

www.albeiroechavarria.com

Fundación Mariana Hoyos

Fundacion Mariana Hoyos de Gutierrez

Construmecam Ltda

www.construmecam.com

Suscribirse a
Entradas [Atom]