Segmentos buenos y malos. Esa es la vida. Aportes, reportes, de-portes, importes. Luz sobre papel, color al fin y al cabo.

martes, 28 de junio de 2005

Breve vistazo

Es común que las personas me digan que paso mucho tiempo frente al computador y rematen en la pregunta del millón: ¿no te aburres?

No me aburro. ¿Han leído Tom Sawyer? Pintaba una gran cerca y su amigo Ben le propuso ir al río a nadar. Pero Tom ni lo escuchó. Ben entonces le habló más alto, preguntándole si prefería trabajar a divertirse nadando, a lo que Tom le respondió: "Depende de lo que llames trabajo. A mí me encanta pintar la cerca."

A mí también. Con la sonrisa en la cara. Cuento con la suerte de hacer lo que me gusta. De disfrutar de cada minuto de mi existencia dedicada a mi carrera, a mi profesión, a mi qué hacer. Si no fuera así indudablemente no podría dedicarle el tiempo que le dedico. Sí, soy un afortunado. Amo mi trabajo, no necesito motivación más allá del reconocimiento básico del cliente. La paga es el rito social con que se cierra el proceso. La sonrisa, la satisfacción, el servicio que le prestará al cliente lo que yo hice son mi recompensa. Eso y mi costal de imágenes son mi alma y mi calavera. El esqueleto sobre el que construyo lo que viene.

Claro, hay altibajos en mi producción que tienen que ver más con los demonios que cargo que con las "causas externas del mercado", pero me tranzo en lucha contra ellos, en una batalla de la que normalmente salgo vencedor más bien rápido. La motivación y la desmotivación las manejo desde mi interior, desde mis huesos, con objetivos humanos y detesto que intenten comprarme con aplicaciones baratas de las "teorías de estimulación y motivación grupal para un mejor vivir en sociedad". Eso se terminó hace tiempo. Mi detector de vendedores de imagen e ideas funciona a la maravilla y nunca me defrauda.

Retomando el tema común que anda por ahí en el aire, creo firmemente en mis amigos y en quien no crea difícil que haya algo más que un somero saludo. Todos lo saben. No confundir esto con mi extrema ingratitud sin olvido, gracias. De los más cercanos lo que más me importa es el color de lo que está pensando hoy. Tengo pocos principios pero muchos colores. La transparencia me preocupa porque no se ve pero, como un cristal, te impide el paso. Prefiero lo que hay al otro lado. No creo en las almas puras, prefiero los diez mil demonios tuyos para que se sienten y jueguen cartas con los míos.

Me pregunto si un día seré políticamente correcto -más de lo que desagradablemente ya soy- y después de eso apague y vámonos. La reencarnación. Nunca prometo nada para no no-morir encadenado a una piedra. Prefiero la muerte y los fascículos siguientes.
Después sigo, si quieren claro.


jhoyos

9 Comentarios:

A la/s 4:10 p. m., Blogger Nelson Enrique Quiceno Arce dijo...

Como aparece en el blog de Talavera, sufrimos de una "ética protestante del trabajo"; mas, me identifico plenamente con el sentimiento, uno que compartimos quienes dejamos de hacer las cosas por obligación o por necesidad, para hacerlas por el placer inmenso que significa "hacer".

 
A la/s 11:33 a. m., Blogger JFZ dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
A la/s 2:15 p. m., Blogger Julián Hoyos dijo...

Esto lo escribió Don IGNACIO TALAVERA y yo por calavaera lo borré por error, como podrán darse cuenta ahí arriba. Como enemigo de la censura y de las malas mañas, y con las disculpas del caso, reproduzco a continuación lo que borré con el codo y ni cuenta me dí:

IGNACIO TALAVERA dice:
De todos modos, mi estimado July, recuerda que Tom Sawyer buscaba embaucar a Ben Rogers para que le ayudara a pintar la cerca. Y eso es más cercano a un buen vendedor que a un trabajador convencido.

El asunto es que el trabajo visto desde la pasión, desde la decisión personal por la excelencia, o desde la perspectiva heroica es ABSOLUTAMENTE DISTINTO a lo que nos enseñaron.

Señoras y señores, creo que nos enfrentamos al primer capítulo de una Nueva Etica del Trabajo.

Una ética emprendedora y apasionada.

Una ética que no busca cumplir (lo que produce el profundísimo aburrimiento que describí antes), sino algo un tris más trascendente y, por qué no, visceral.

¿Quien se le mide a escribirlo?

 
A la/s 2:18 p. m., Blogger Julián Hoyos dijo...

Lo siento por los vínculos. Yo sabía que hoy no debía entrar a los blogs...

 
A la/s 4:04 p. m., Anonymous Patty dijo...

Hola Julián: Gracias por creer firmemente en nosotros; pero con respecto a lo de los diez mil demonios, sólo tengo...9.999, serán suficientes?, pienso que estos son los que caracterizan el hecho de ser felices...es precisamente el tener algo que contar y de que reirse cuando estemos viejos. Te quiere mucho, Patty.

 
A la/s 3:10 p. m., Blogger Andrés David dijo...

Nacho pregunta quién se le mide a escribir la Nueva Ética. Yo propongo que todos a quienes nos ha tocado vivirla y crearla. Discutamos un nombre, abrimos un blog y discutimos sobre el tema allí... después de un tiempo tendremos material suficimiente para publicar.

 
A la/s 5:44 p. m., Blogger Nelson Enrique Quiceno Arce dijo...

Me gusta la idea, tenemos diferentes puntos de vista; cada uno se ha acercado a este tema desde diferentes posiciones y la experiencia conjunta sacará una muy buena publicación a muchas manos.

 
A la/s 10:59 p. m., Blogger Germán Jaramillo Hoyos Orientador Método KUMON dijo...

Hola Juliancho:
En verdad me gustó tu Blog, no lo habia leido con detenimiento y comparto muchas de las cosas que piensas. Hago mi comentario aqui pero en realidad me gustaria comentar cada uno de los artículos.
Respecto al trabajo y el pago, pienso que el salario en realidad es lo que corrompe nuestro ser y nos desvia del camino que en nuestra tierna infancia quisimos recorrer. Jorge Duque Linares dice muy sabiamente que uno debe hacer algo que le guste tanto, que lo haria gratis y te cuento que en medio de mucha adversidad he estado buscando ese algo. El dinero dejó de ser mi motivación pues esta busqueda incesante de estabilidad económica lo único que me ha traido es una gran inestabilidad emocional y después de análisis minucioso, resulta inocuo todo aquello en lo que invertí tiempo en el pasado y que solo hice por dinero.
Sé también que el camino para encontrar ese algo a veces es tortuoso y no es claro, pero en la medida en que uno se esfuerza por llegar a algo, la vida milagrosamente va despejando el sendero.
Hasta prox

 
A la/s 12:11 a. m., Blogger Julián Hoyos dijo...

Buen aporte, Germán. Muy bueno. Creo que confirmas lo que se está fraguando según dicen Nel, Andrés e Ignacio. Invitao estás a lo que sea que venga... jaja.
Bienvenido al grupo de lectores de este humilde e insensato blog.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Clásica 88.5

www.clasica885.com

Albeiro Echavarría

www.albeiroechavarria.com

Fundación Mariana Hoyos

Fundacion Mariana Hoyos de Gutierrez

Construmecam Ltda

www.construmecam.com

Suscribirse a
Entradas [Atom]