Segmentos buenos y malos. Esa es la vida. Aportes, reportes, de-portes, importes. Luz sobre papel, color al fin y al cabo.

miércoles, 15 de junio de 2005

Dolor de Patria I

Siento tantos dolores de patria, que desde ya le pongo I a este. Hace un rato miraba en el canal de Televisión Española Internacional - TVE, la transmisión de El Tenderete, un delicioso encuentro de plaza pública donde diferentes grupos musicales muestran el folklor de las Islas Canarias. Esta vez desde la plaza de Santo Domingo, en La Laguna, Tenerife. Cantaores, bailaores, tablas, paellas...

El punto es que nada es bonito del todo. Un distinguido señor del que no recuerdo ni el cargo ni el nombre, integrante del grupo Los Sabandeños (excelentes, los recomiendo), contó en el programa que había estado en Cartagena de Indias, nuestro Corralito de Piedra, y que notó que la ciudad estaba en proceso de remodelación de algunos sectores históricos y que el alcalde de esta ciudad colombiana, declarada patrimonio histórico de la humanidad, le explicó que gracias a la UNESCO y a otra entidad era posible hacer tales arreglos. Hasta ahí todo bien.

Lo malo viene enseguida, cuando el español relata en el programa, palabras más palabras menos, que se extrañó bastante porque la UNESCO no "suelta un duro" y que entonces era dinero del narcotráfico. Que estos señores lavan dinero arreglando y remodelando edificios.

Bueno, no sé cómo el hombre llega a esta conclusión, pero mi corazón quedó hecho una ciruela pasa. Qué triste. El Tenderete es un programa que es transmitido y retransmitido para todo el mundo. Sé que lo ven en los países bajos, Alemania, Australia, Estados Unidos, toda América Latina, Canadá, Francia... y supongo que lo ven en muchísimos más, y ante esos millones y millones lo dijo y no se le movió un pelillo...

¡Qué dolor de patria, carajo! De la satisfacción de que una ciudad colombiana esté en boca de un canal europeo en un programa tan conocido pasa uno directamente al fondo del abismo. A la tristeza de ser nombrados por el famoso látigo de siempre ¿Hasta cúando hay que soportar esto?

Pero aparte de todo me queda una espinita: Se supone que el encuentro, realizado apenas el 27 de abril de este 2005 en Cartagena de Indias, se debió a los actos de oficialización y celebración del pacto de hermandad entre las dos ciudades: la colombiana con la española ciudad de San Cristóbal de la Laguna, de Islas Canarias.
¿De todo el "paseo" que se dieron sólo quedó eso? Ni un "pasamos bien", "linda gente", etc... ¿nada? Pues vaya que la han cagao de entrada -y me perdonan el término tan castizo pero tan fuerte aún entre los americanos- porque no creo nadie hable así de una buena hermana. ¿Umm?... A qué vinieron y qué firmaron entonces. Si se van a ir hablando así de nosotros mejor que no nos conozcan... Una disculpita bien cantada, señor Sabandeño, para seguir escuchando tranquilo sus canciones en la sala de mi casa sin acordarme de la nota amarga de sus comentarios. Buen día.


jhoyos

4 Comentarios:

A la/s 9:11 a. m., Anonymous voyeur dijo...

Juaa. Es buen punto. Mi hermana también me pegaba cuando estaba chiquita.

 
A la/s 1:19 p. m., Anonymous PedroPicapiedra dijo...

Ayer yo también vi el programa. En mi casa de Medellín también comentamos el asunto. Cúal es entonces el significado de Ciudades Hermanas? Dolió mucho y lo que decís es cierto. Que penonón tan berraco, pero eso no quiere decir que se nos juzgue en el arte, la cultura, ect... l que pasa es que desde lejos los límites se confunden y una cosa se parece a la otra.

 
A la/s 7:48 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Es que Colombia es eso: narcotráfico. La muchacha de Salamina Caldas que enseña idioma español en un pueblo francés... no vale. La Señora que hace el aseo en una ciudad italiana... no vale. El señor que tiene una empresa de software en Caracas... no vale. El hombre que es mensajero en Miami... no vale. La ministra de relaciones exteriores... no vale. El científico chocoano que trabaja en la Nasa... no vale. El médico que inventó el sistema de operar las cataratas y le dio mejor vista al mundo, no vale. Para el resto del mundo los colombianos no valen nada, compadre. El punto, lo que verdaderamente vale, es la coca, la droga y la plata que de ellos queda. Hermano, usted qué cree: si las artesanías de barro de Ráquira, los pandebonos vallunos, el barniz de Pasto y las molas de los indios movieran tanta plata, serían ilegales en el resto del mundo.

 
A la/s 1:24 p. m., Anonymous Alberto dijo...

Hoy después de muchos días de escrito leo esto. Y me da rabia. si señor. Me da rabia. A finales del año pasado, del 2006, estuve en España, y uno no anda pensando mal de ellos, de lo que se llevaron de américa, de lo que nos quedaron debiendo. Uno sólo piensa que La ciudad es bonita, que hay mucho que aprender, que hay mucho camino por andar para llegar en colombia a un desarrollo estable y visible. si uno piensa esto, porque en el resto del mundo piensan que nosotros los colombianos solo somos drogra y más droga? Respten caramba, respeten. Somos muchos y muchos millones de colombianos quebrándonos el lomo de sol a sol, haciendo empresa y pagando impuestos para tener una vejez digna y darle un futuro decente a nuestros hijos. Respeten carajo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Clásica 88.5

www.clasica885.com

Albeiro Echavarría

www.albeiroechavarria.com

Fundación Mariana Hoyos

Fundacion Mariana Hoyos de Gutierrez

Construmecam Ltda

www.construmecam.com

Suscribirse a
Entradas [Atom]