Segmentos buenos y malos. Esa es la vida. Aportes, reportes, de-portes, importes. Luz sobre papel, color al fin y al cabo.

martes, 26 de diciembre de 2006

Novena tradicional

Estaba escrito. Familia, amor y regalos para la celebración de la noche de navidad. Más allá de que la reunión navideña venía acompañada de familia "nueva", ocurrió algo que generó algunos comentarios posteriores a la celebración. Alguno de los presentes en la reunión aportó una novena que resultó ser bastante polítizada y acomodada a la situación social de nuestro país, Colombia, para los que no saben desde dónde escribo.

Las oraciones de introducción eran bastante diferentes de las tradicionales y el remate fue la Jornada, o texto del día noveno, que parecía estar escrito por politólogos y periodistas de guerra. A medida que el texto avanzaba se enumeraban los flagelos actuales de nuestra sociedad: desplazados, narcotráfico, guerrilla, terrorismo y problemas sociales de base como salud, educación y desarrollo. Además a eso, el tono del texto tenía cierta tendencia socialista extraña a una novena de aguinaldos. En ese momento algunos nos percatamos que en la jornada leida no se mencionó la Virgen María, ni se hablaba del burrito, ni de los portazos que le dieron en la cara a José, ni del pesebre humilde y pasado a boñiga en el que debió nacer el niñito en mención.

"Son comunistas" sentenció mi papá. "Queremos la novena tradicional" pidió Patricia. Entre risas y tambores esta apareció y pudimos hacer una oración al niño Jesús un poco más tradicional y burguesa. Pero ese conato revolucionario en una sala de familia me dejó trabajando en el símil histórico. Desplazados y huyendo, rechazados por la sociedad, la familia del pesebre se parece bastante a una de las chochocientasmil familias colombianas que ya quisieran para poder vivir un pesebre como el que ponemos en casa.

En fin, el librillo de la novena cumplió su cometido, dos días después, de ponernos a pensar. De ahí en adelante, prefiero que en Colombia se siga leyendo la novena tradicional de aguinaldos, la del benignísimo Dios, Soberana María y el Acordaos oh dulcísimo Niño Jesús, la que creó y escribió Fray Fernando de Jesús Larrea, franciscano quiteño que se la dedicó a una dama bogotana que era su seguidora espiritual, la que se acompaña con capachos de toro, pitos, cornetas y sintetizadores yahama. Otros preferirán seguramente no rezarla...
Les regalo esta flor.

1 Comentarios:

A la/s 11:29 a. m., Blogger MAREÑA dijo...

Julis, realmente maravillosa la exposición fotográfica, me da envidia, sí lo digo, porque esa ha sido mi fascinación secreta, poder captar, plasmar esos instantes, me recuerdas a Oscar Gutiérrez, aunque él se dedica a la naturaleza, http://www.ogphoto.com

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Clásica 88.5

www.clasica885.com

Albeiro Echavarría

www.albeiroechavarria.com

Fundación Mariana Hoyos

Fundacion Mariana Hoyos de Gutierrez

Construmecam Ltda

www.construmecam.com

Suscribirse a
Entradas [Atom]